¿Sabías que la concertina es un tipo de alambre de púas que surgió durante la Primera Guerra Mundial (1914-1918)?

Aunque los materiales con que actualmente se fabrica la concertina ya existían, el diseño que actualmente conocemos no se había definido. La historia indica que los soldados que estaban en el frente comenzaron fabricar a mano este alambre de púas.

¿Cómo lo hacían? Los soldados estiraban el alambre entre las estacas de madera o metal. El resultado era un tipo de valla o alambrado agrícola pero con una densidad mucho mayor de alambre y puntas, lo que resultaba ser un doble obstáculo para quienes trataban de ingresar a las áreas de los soldados.

Aunque la artillería del ejército rival podía destruir fácilmente las barreras, los cercos de alambres quedaban en el suelo y, como era tanto el material, resultaba imposible pasar para los soldados que llegaban y al final el material seguía fungiendo como un obstáculo eficiente.

Para la Segunda Guerra Mundial, los soldados mejoraron la concertina hasta hacerla más floja y, por ende, mucho más rápida de retirar o desplegar mientras no hubiera riesgos de ataque.

Fuente: concertina.es